Inicio » Productos » Toallas de Papel » Flujo central » Toalla de Manos Flujo Central Famimax natural hoja triple rollo x 100 m. (II)
Ref:73687

Toalla de Manos Flujo Central Famimax natural hoja triple rollo x 100 m. (II)

Ref:73687

Toalla de Manos Flujo Central Famimax natural hoja triple rollo x 100 m. (II)

Máximo rendimiento gracias a sus tres hojas que proporcionan mayor absorción, resistencia y suavidad.

Características del producto

Rollo de 100 m
Hoja Triple
Natural
Precortado
Paca X6 Rollos

Beneficios del producto

Controla el desperdicio gracias a su precorte, pues se utiliza solo lo necesario.
Precortado y con tubo removible para que dispense hasta la última hoja.
Una sola toalla es suficiente.

Utilízalo con estos dispensadores

Dispensador de toallas de manos - Familia Institucional
Ref: 83158
Dispensador higiénico, "Touch Free", en donde solo se toca el producto a utilizar.
Certificado FSC® (FSC®C111326)

Al comprar este producto con certificado FSC® (FSC® -C111326), apoya el cultivo responsable de los bosques, incentiva la reutilización de los recursos forestales y promueve el respeto de los derechos humanos de trabajadores y comunidad.

APRENDE CÓMO USAR TU PRODUCTO

Complementa tu compra

Papel higiénico Famimax - Familia Institucional
Ref: 71187
Hoja triple con embossing o grabado que entrega mayor absorción y suavidad.
Jabón en espuma suave para manos - Familia Institucional
Ref: 80530
Remoción de bacterias con fórmula balanceada que mantiene suave la piel. Fácil de dispensar y enjuagar.
Ref: 80096
Elimina el 99.9% de bacterias*. Con humectantes que cuidan la piel (* Salmonella Cholerius, Pseudomonas aeruginosa, Staphylococcus aureus, Eschericia coli, Candida albicans, Enterococcus faecalis, Proteus mirabilis, Acinetobacter baumannii, Klepsiella pneumoniae)
Ref: 78311
Con tecnología ultraclean. elimina el 99.9% de las bacterias que generan los malos olores.
El poder está en tus manos - Familia Institucional

La importancia de lavarse las manos ¡El poder está en tus manos!

Desde que estamos pequeños una de las frases que más escuchábamos por parte de nuestros padres era ‘lávate las manos’.