Eficiencia energética, nuestro aporte frente al cambio climático – Familia Institucional®

El cambio climático es un tema de interés mundial, con efectos en comunidades y ecosistemas en todas las latitudes. De acuerdo con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), se trata de “un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial”. 

Dentro de estos elementos que alteran la composición de la atmósfera, se encuentran los gases de efecto invernadero (GEI). Son los componentes gaseosos de la atmósfera, tanto naturales como creados por la actividad humana, que absorben y emiten radiación a la superficie de la Tierra, la atmósfera y las nubes.  Dentro de los GEI más comunes están el dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O). gases refrigerantes (CFC y PCF) y otros fluorados (SF6, NF3). La acumulación de los GEI en nuestro entorno produce el efecto invernadero el cual aumenta la cantidad de energía que la atmosfera retiene.

Es por esta razón que se creó el concepto de huella de carbono, la medida que nos permite cuantificar y generar un indicador del impacto de estas emisiones sobre el entorno. Se calcula que la huella de carbono total de la humanidad es de 51.000 millones de tons de CO2e al año. Para reducir este número, se han construido distintas metodologías orientadas a optimizar nuestra huella de carbono. En el artículo de hoy te hablaremos de la eficiencia energética.

Un objetivo de interés mundial

Según Yulineth Cárdenas Escorcia, investigadora y especialista en eficiencia energética de la Universidad de la Costa CUC, este concepto puede definirse como la administración y consumo consciente de la energía con el fin de ahorrar este recurso, sin perder calidad de vida o producción, además de reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

De hecho, la IEA (International Energy Agency) plantea que la eficiencia energética será responsable del 40% de la reducción de las emisiones de CO2 relacionadas con la energía, durante los próximos 20 años. Un proceso clave para disminuir la huella de carbono y limitar el aumento de la temperatura del Planeta.

En el Acuerdo de Paris de 2015 y la Agenda 2030 se estimó que para el 2030, debemos “garantizar que todas las personas tengan acceso a la electricidad, aumentar la eficiencia energética y el uso de fuentes renovables de energía”.

Por otro lado, esta misión también se concreta en dos de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS):

  • El ODS7 “Energía asequible y no contaminante” tiene entre sus metas duplicar la tasa mundial de mejora de la eficiencia energética de 2015 a 2030.  
  • El ODS11 “Ciudades y comunidades sostenibles” alerta de la concentración de la población en ciudades y de la necesidad de desarrollar infraestructuras urbanas adecuadas y eficientes energéticamente.

Desde Familia Institucional® ¿Cómo contribuimos a esta causa?

En nuestra compañía consideramos que la eficiencia energética puede ayudarnos como empresas a identificar aquellos consumos innecesarios y procesos repetitivos que pueden estar ralentizando nuestra producción y generando más emisiones de las necesarias.

Por lo anterior, nos hemos trazado metas alineadas a la agenda mundial y ambiental, de las cuales hemos logrado las siguientes: 

  • En los últimos 10 años, eliminamos por completo el consumo de carbón mineral en nuestras operaciones y promovemos el uso eficiente de la energía, logrando la reducción de un 44% de las emisiones directas de gases de efecto invernadero de nuestras plantas productivas en Colombia. 
  • Innovamos productos naturales elaborados con fibras 100% recicladas en color natural que promueven la ecoeficiencia ya que durante su proceso productivo se evita el proceso de blanqueo reduciendo el consumo de químicos y energía durante su fabricación.
  • Durante 2021 realizamos el primer análisis de ciclo de vida para entender el impacto de la mayoría de nuestras referencias para apoyar los procesos de ecodiseño y reducir el impacto de nuestros productos. Encontramos que nuestros productos naturales tienen una huella de carbono inferior de hasta el 20% frente a los productos blancos.
  • Fuimos ganadores de la convocatoria “Fábricas de Producción” del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, con la cual obtuvimos acceso a tres consultorías de alto nivel que utilizamos para potenciar nuestros procesos de eficiencia energética, reducción de desperdicios en producción y optimización de procesos.
  • Como compañía, fuimos pioneros en la reactivación del transporte multimodal en Colombia con la exportación de 35 contenedores semanales a partir de agosto del 2020. Esto redujo, de manera significativa, las emisiones de CO2 por cada tonelada movilizada.

En Familia Institucional®, trabajamos día a día, con disciplina y compromiso, para ir más allá de la regulación y estar en una constante evolución de nuestros procesos, productos y soluciones, lo que nos permite garantizar acciones sostenibles que generan valor para el Planeta, la sociedad y la compañía.

¿Por dónde podemos comenzar?

Como instituciones, se trata de un reto de gran compromiso y responsabilidad que se debe ver reflejado en los ejes estratégicos de las compañías. Es por esta razón que hoy queremos compartirte algunas recomendaciones para comenzar a tener un consumo más consciente de la energía en tu institución:

  • Renueva equipos obsoletos: Evaluar la eficiencia energética de equipos al momento de la compra y priorizar los que tengan un menor consumo, una inversión en equipos más eficientes traerá reducciones de costos en el largo plazo. 
  • Realiza mantenimientos periódicos de equipos y redes para garantizar que los equipos siempre se mantienen con un consumo optimo y evitar fugas.
  • Aprovecha al máximo la luz natural para los puestos de trabajo. Utilizar lámparas con la máxima eficiencia energética como los bombillos LED.
  • Instala interruptores con sensores de movimiento y temporizadores en baños, zonas comunes, etc.
  • Garantiza que los espacios con aire acondicionado tengan un aislamiento térmico adecuado para evitar fugas de temperatura (películas solares para ventanas, evitar puertas y ventanas abiertas, etc.). 
  • Evalúa la viabilidad de proyectos para autoabastecerse de energía solar, puede traer importantes ahorros en el largo plazo.
  • Promueve la eficiencia energética en tu cadena de valor, busca proveedores que compartan tu compromiso con la eficiencia y la sostenibilidad. 
  • Sensibiliza a tus colaboradores sobre su aporte:
  1. Apagar equipos que no vayan a ser usados durante más de una hora y desconectar aquellos que no tengan uso (fotocopiadoras, impresoras, etc.).
  2. Desconectar cargadores que no se estén usando.
  3. Configurar el salvapantallas del ordenador en modo “Pantalla en negro” evitando así que funcione mientras no es utilizado.
  4. Usar “temas oscuros” en los aplicativos de trabajo (Office, Chrome, etc)

Te recomendamos