Estrategias de sostenibilidad: un camino hacia un futuro más verde

Nos encontramos en un entorno cada vez más consciente de la importancia de cuidar el medio ambiente e implementar acciones que promuevan el bienestar tanto del planeta como de la sociedad. Por ejemplo, de acuerdo con el estudio Who Cares Who Does? realizado por Kantar, empresa mundial de datos que gestiona los consumo del mundo, entre 2019 y 2021 los consumidores de sostenibilidad crecieron once puntos porcentuales llegando al 62% de la población. Por esta razón, emplear estrategias de sostenibilidad empresarial se ha convertido en una opción clara al momento de generar valor para clientes y consumidores, posicionándose como una gran ventaja competitiva en el mercado debido a su estrecha relación con la reputación y el desarrollo económico de los negocios. 

 En esta oportunidad, te contaremos cómo podemos acercarnos a un futuro más sostenible de las empresas, mediante las recomendaciones de nuestro experto en sostenibilidad, Andrés Patiño. Pero, primero, comencemos por lo principal: 

 ¿Qué es la sostenibilidad empresarial? 

 Según la perspectiva empresarial, podemos definir a la sostenibilidad como la forma de preservar el medio ambiente, fomentar el bienestar social y, al mismo tiempo, optimizar la rentabilidad del negocio. De hecho, cuando se aplica de manera efectiva, mejora la imagen y la reputación del negocio ante la percepción de todos sus grupos de interés. 

 Importancia de la sostenibilidad en las empresas 

 La sostenibilidad empresarial es una herramienta clave para cualquier institución y empresa por diversas razones: 

  • Adaptación, cumplimiento y mitigación de riesgos: Es importante entender y mitigar los riesgos emergentes asociados a temas como el cambio climático y la inestabilidad social, según el Foro Económico Mundial en su reporte de riesgos 2022, los principales riesgos para los negocios en los próximos años se originan desde aspectos ambientales y sociales. Adicionalmente, al ser un tema priorizado en las agendas globales, cada vez existen más políticas públicas que exigen la implementación de prácticas sostenibles en los negocios, por lo que contar con una estrategia sostenible en las empresas permite cumplir con la norma y evitar posibles reprocesos legales. 
  • Eficiencia operativa, acceso a la financiación y seguros: Gracias al consumo consciente de los recursos como energía eléctrica, agua y combustible, las empresas sostenibles logran economizar gastos y reducir su impacto ambiental mientras añaden valor a la marca ante su público objetivo, inversionistas, el sector financiero y sus accionistas. 
  • Reputación y confianza del ecosistema: Las estrategias que incorporan los ESG (temas ambientales, sociales y de gobierno corporativo), transmiten un importante mensaje de confianza al mercado sobre la sostenibilidad del negocio y la futura solvencia de la empresa, lo que permite mejorar su imagen corporativa. 
  • Marca empleadora y vehículo del propósito corporativo: Debido a la actual crisis de talento humano en la que nos encontramos, una empresa con estrategias sostenibles, permite fidelizar a sus colaboradores a través de un propósito superior alineado a las necesidades actuales de la sociedad y el mercado. 
  • Diferenciación y oportunidades de mercado: La sostenibilidad aporta una gran ventaja ante la competencia y nos permite ofrecerle valor a un creciente segmento del mercado, por lo que una propuesta de valor de sostenibilidad, entregada y comunicada efectivamente, le permite al negocio mejorar su relacionamiento con clientes y consumidores, así como abordar una fracción del mercado que podría estar desatendida. 
  • Responsabilidad empresarial: Estas estrategias nos permiten entender que las acciones de sostenibilidad no son aisladas o la solución a un problema transitorio, al contrario, son medidas que fortalecen el entorno para crear un futuro más sostenible,  adecuado para el crecimiento de la sociedad y los negocios.  

¿Cómo crear una estrategia sostenible empresarial? 

 La creación de una estrategia de sostenibilidad empresarial es un proceso de análisis interno de la organización que permite identificar las oportunidades de mejora y optimización que pueden tener desde los procesos productivos hasta el consumo final del producto o servicio. Por esta razón, te compartimos los siguientes pasos propuestos por nuestro experto de sostenibilidad, Andrés Patiño: 

Construyendo un camino con impacto y transformación 

Es importante crear una ruta de acción con el fin de cumplir con todos los parámetros que debe tener una estrategia de sostenibilidad: 

  1. Cumplir con las políticas legales de sostenibilidad y comunicarlas a través de los Resultados de Gestión Ambiental. Esto ayudará a disminuir el riesgo de perder consumidores y clientes mediante un registro periódico del compromiso ambiental de la empresa. 
  2. Priorizar  el uso eficiente de materias primas, energía y otros recursos naturales. No solo permitirá un ahorro considerable para la empresa, sino que también generará cifras puntuales para comunicar las metas alcanzadas en temas de reducción de impacto ambiental y consumo consciente. 
  3. Identificar riesgos, objetivos, metas y planes de acción. Integrando los ESG en la estrategia del negocio y partiendo desde el compromiso de la dirección. Es clave crear un Reporte de Sostenibilidad dónde se divulguen los compromisos que se realizaron para cumplir los objetivos y metas actuales, además de comunicar el desarrollo de competencias diferenciadoras del mercado. 
  4. Alinear la sostenibilidad como parte de la propuesta de valor. Finalmente se comunicará la sostenibilidad como un importante diferenciador de los productos y servicios de la empresa. En este paso se podrá posicionar a la marca como una empresa con propósito que no solo busca ejecutar prácticas sostenibles, sino también que pone al servicio del ecosistema sus capacidades para aportar al futuro sostenible del ecosistema y a la sensibilización de sus consumidores. 

Transformando la organización 

Una vez creada la estrategia de sostenibilidad, es igual de importante comunicar, de manera asertiva, cómo se implementará la ruta de acción en todo el organigrama de la empresa. 

  1. Se debe comenzar por que una declaración de compromiso desde la dirección, que invite a toda la empresa a sumar esfuerzos y cooperar por la sostenibilidad.  
  2. Reconocer el avance orgánico que ha tenido la empresa desde temas como la eficiencia en el uso de recursos, la gestión ambiental y la filantropía, para luego establecer metas que alineen las áreas funcionales y faciliten el aporte individual.  
  3. Usar la sostenibilidad como vehículo del propósito corporativo, visibilizar como la organización genera valor compartido, comunicando los beneficios y el impacto positivo que tiene la empresa en el entorno. 
  4. La sostenibilidad es de todos no de una persona o un área, se debe promover el cambio a través de las acciones de las áreas funcionales y el aporte individual de cada uno de colaboradores, incentivando de manera tangible y reconociendo públicamente a quienes lideren la transición. 
  5. Por último, para mantener la cultura organizacional con un ADN de sostenibilidad, se debe cuidar la coherencia y la consistencia de las acciones y decisiones de la compañía, transmitiéndolo paulatinamente a la propuesta de valor y grupos de interes.  

 Una buena cultura organizacional será uno de los elementos claves para que una estrategia de sostenibilidad sea efectiva. 

 Creando valor sostenible 

 Incorporar una estrategia de sostenibilidad no solo implica crear valor para un negocio, sino también al mercado, a los segmentos sostenibles y al ecosistema, por lo que hay que tener en cuenta los siguientes pasos: 

  1. Identificar, priorizar y mitigar riesgos del entorno para adaptar y mantener el valor del negocio.
  2. Comunicar el valor entregado para involucrar al consumidor. 
  3. Entender al segmento de consumidores de sostenibilidad para ofrecer valor a la medida de sus expectativas y dolores. 
  4. Innovar y desarrollar capacidades para diferenciar la propuesta de valor sostenible. 

pantallazo 10 estrategias de sostenibilidad familia - Familia Institucional

 Entendiendo el ciclo del ecosistema 

 Finalmente, para garantizar la sostenibilidad en todo el ciclo de vida de los productos/servicios se debe tener en cuenta: 

  • Mitigar riesgos para la sostenibilidad en la cadena de suministro. 
  • Entender que esta sucediendo con mi producto y empaque luego que dejan las instalaciones. 
  • Fortalecer lazos con proveedores y clientes, para acompañarlos en su propio proceso. 
  • Vincular a otros actores del ecosistema a la estrategia de sostenibilidad para maximizar el impacto. 

pantallazo 11 estrategias de sostenibilidad familia institucional - Familia Institucional

  ¿Cómo se prepara Familia Institucional para lograr objetivos sostenibles? 

 Desde Familia Institucional® creemos firmemente que la sostenibilidad es el camino correcto de todas las organizaciones, por esta razón, las acciones que nos generan rentabilidad van de la mano del desarrollo de soluciones que preserven el planeta y aporten significativamente al bienestar de los usuarios, con el fin de dejar una huella positiva en mundo. 

Nuestros propósito sostenible es: 

Crear higiene superior y sostenible para todos. Desde el diseño de soluciones que promueven el consumo sostenible acompañado de la educación y sensibilización en hábitos de higiene y la disposición de los residuos. De esta manera, generamos valor compartido para la sociedad, para el planeta y para los negocios. 

Bienestar para el planeta: Metas que nos llenan de orgullo 

pantallazo 15 estrategias de sostenibilidad familia institucional - Familia Institucional

¿Quieres aprender más sobre sostenibilidad empresarial? 

Para conocer más sobre la sostenibilidad empresarial y cómo aplicar las estrategias de sostenibilidad, te invitamos a ver nuestro tercer Webinar 2022: Un camino hacia la sostenibilidad de las empresas y a visitar nuestro Informe de Sostenibilidad 2021. 

Te recomendamos